El frío ha llegado de golpe en este final de Noviembre, y en Vaho Spa Center tenemos un gran remedio para el mismo, una buena sesión de Sauna, dentro de nuestro circuito hidrotermal.

Beneficios de la Sauna

La sauna es un baño de sudoración que se realiza en un recinto a muy alta temperatura. Dependiendo de la humedad relativa dentro del recinto, puede ser húmeda o seca. La húmeda, donde la temperatura no supera los 70 °C y la humedad relativa es muy alta, es conocida como baño turco (del que también disponemos en nuestro centro) La sauna seca, con temperaturas entre los 80º y 90 °C y una humedad mínima, nunca superior al 20%, se la conoce como “sauna finlandesa” o simplemente “sauna”.

Un poco de historia

El origen de la sauna se atribuye normalmente a los finlandeses. La palabra sauna es la palabra finlandesa más extendida. La expresión tomar una sauna no solamente significa pasar un rato sudando antes de tomar una ducha, sino el realizar todo un rito que conlleva la radiación de varios lapsos de transpiración y golpes de vapor, que se producen arrojando agua sobre piedras calientes. El vapor es el espíritu de la sauna. 

En sus comienzos, era un lugar sagrado y se ubicaba en el patio de las casas. En el siglo XX se comenzó a construirlas al lado de los lagos como ya se hacía en algunas mansiones.

 

La costumbre finlandesa tiene la sauna vinculada con el calendario agrario y al folclórico. Muchas labores se realizaban alrededor de la sauna y, en días especiales, se podían hacer presagios para atraer la buena suerte en el tiempo venidero o en acontecimientos especiales como bodas o cosechas. En Koivisto, en el istmo de Carelia, se tomaba la sauna antes de comenzar el primer día del año ya que aseguraban que los trabajos se harán a tiempo todo el año y nada se atrasará si el primer día del año el vapor sube a los cielos antes que el sol.

Consejos para tomar una buena sesión de sauna

  1. Dúchate con agua templada, entra en la sauna con la piel mojada y limpia.
  2. Siéntate en el banco inferior o medio, y espera a que empieces a sudar entre 7 y 10 minutos
  3. Sal de la sauna y refréscate con agua fría, en la ducha o en la pileta. Empieza por los pies.
  4. Túmbate en el banco superior de la sauna y relájate durante otros 5-10 minutos.
  5. Dúchate de nuevo, con agua fría y puedes volver a entrar otros 5 minutos.
  6. Al terminar, hidrátate tomando pequeños sorbos de agua o una bebida isotónica.

Beneficios de la sauna

Beneficios de la Sauna

  • Elimina toxinas y aumenta las defensas. Abre los poros y elimina del cuerpo metales pesados (plomo, mercurio, zinc, níquel, cadmio…). También perdemos sales minerales, que podemos recuperar con una bebida isotónica. Se pueden llegar a perder hasta 2 litros de agua junto a las toxinas que eliminamos.
  • Desestresante. Libera endorfinas y por lo tanto ayuda a combatir el insomnio y el stress.
  • Mejora la función cardiovascular. Al dilatar los vasos capilares obliga a bombear al corazón con mas fuerza para mantener la presión sanguínea.
  • Mejora la respiración. Está comprobado que los pacientes con determinadas enfermedades respiratorias mejoran transitoriamente sus funciones.
  • Mejora la artritis. Ejerce un efecto positivo sobre el sistema locomotor y el estado psicoemocional aliviando el dolor artrítico.
  • Ayuda en general a relajar la musculatura, por el efecto del calor y del contraste con el agua fría.

Contraindicaciones

La sauna tiene incidencia en el sistema circulatorio por lo que las alteraciones que se pudieran tener en el mismo pueden condicionar su uso. No se debe tomar una sauna si se tiene alguna de estas enfermedades o alteraciones:

  • Problemas de corazón como infarto de miocardio, estados de descompensación cardiovascular y síntomas de estenosis
  • Problemas venosos crónicos, insuficiencia venosa, síndrome post-trombótico
  • Varices en fase aguda
  • Problemas de circulación cerebral, trombosis, estados tras haber sufrido infartos cerebrales
  • Tensión arterial baja o hipertensión arterial de origen renal superior a 200 mmHg
  • Glaucoma
  • Hipertiroidismo
  • Tumores
  • Durante el embarazo por precaución.
  • Durante la menstruación por la bajada de tensión arterial.

¿Te animas a probar todos estos beneficios en tu propio cuerpo?